Mayor esperanza de vida para pacientes con estenosis aórtica severa

Especialistas del CMC realizan con éxito procedimientos
de implante transcatéter de prótesis valvular (TAVI)

Un nuevo procedimiento que representa una mayor esperanza de vida en pacientes de edad avanzada que padecen estenosis aórtica y con alto riesgo de mortalidad en cirugía torácica, está siendo realizado en el CENTRO MÉDICO DE CARACAS (CMC), con la participación de un equipo médico altamente especializado, apoyado en tecnología de reciente generación y la infraestructura adecuada exigida internacionalmente, y que conducirá a la obtención de la certificación correspondiente, actualmente en proceso.

Se trata del implante transcatéter de prótesis valvular (TAVI), mediante el cual a través de una plataforma stent expandible con balón y por vía percutánea es posible colocar un dispositivo por vía femoral en el área valvular aórtica, brindando una mayor esperanza de vida a pacientes con estenosis aórtica severa.

 

Este avance representa un nuevo capítulo en la Medicina, que se viene practicando en otros países desde 2002; así, más de 50.000 pacientes en el mundo, mayores de 75 años y con co-morbilidades que representan un alto riesgo quirúrgico, han mejorado considerablemente su expectativa de vida.

Las causas de la estenosis, calcificación o engrosamiento de la válvula aórtica son diversas; sin embargo, hay una gran población de pacientes que la padece por razones degenerativas y enfermedades diversas del sistema cardiovascular, lo cual conlleva una alta morbilidad y mortalidad.

El doctor José Antonio Condado Rodríguez, cardiólogo intervencionista y uno de los pioneros en Venezuela en la implantación de válvulas TAVI, realizadas inicialmente en el Hospital “Pérez Carreño” y posteriormente en el CMC, informó que desde 2011 en el CENTRO MÉDICO DE CARACAS se está realizando el procedimiento de implante transcatéter de prótesis valvular (TAVI) con resultados muy alentadores.

En nuestro hospital, aseveró, “hay un equipo con altísimo nivel de especialización y preparación,  que cuenta con el apoyo de la tecnología e  infraestructura necesarias para garantizar la calidad de todo el proceso desde la fase de diagnóstico por imágenes, selección adecuada de los pacientes, implantación del dispositivo, cuidados intensivos, y seguimiento y monitoreo post-operación”. Cirujanos cardiovasculares, cardiólogos clínicos, anestesiólogos, ecocardiografistas, personal de enfermería y asistentes se integran en un solo equipo, sin el cual sería imposible la realización del procedimiento, todos ellos trabajando simultáneamente bajo la tutela del cardiólogo intervencionista.

busque a su médico